Aspectos positivos que me ha aportado el trabajo sexual

Como todo el vida cualquier decisión conlleva un coste-beneficio y mentiría si afirmase que no existe una faceta negativa en lo que se refiere a ejercer el trabajo sexual. En este post voy a focalizarme en los aspectos positivos, ya que si sigo realizando este trabajo es porque considero que ha enriquecido mi vida y mi perspectiva.

  1. Me ha permitido explorar mi sexualidad. Algo que tengo muchísimo que agradecer a este trabajo son las experiencias que me ha aportado, disfruto mucho conociendo a otras personas y sus fantasías. Si no me hubiese dedicado a esto mi vida sexual hubiese sido mucho más gris y mediocre, desde luego.

  2. Relativa libertad horaria. Adoro tener cierta flexibilidad, poder elegir sin tener que consultar con nadie que días trabajo y en que horario, aunque esto es relativo ya que también hay que tener en cuenta la disponibilidad de la clientela.

  3. Siento que hago feliz a otras personas, cosa que otros empleos no pueden decir lo mismo (a pesar de estar mejor aceptados socialmente).

  4. Valoro mucho más mi tiempo. Creo que no hay nadie en el planeta que valoremos más nuestro tiempo que las putas. Mi tiempo es dinero y quien no lo sabe apreciar… Bye, bye. Dentro y fuera del trabajo.

  5. He agudizado el radar de personas indeseables. Un solo mensaje de Whatsapp puede ser determinante y darme cuenta de tus intenciones. *Este tema tiene mucha «chicha», queda pendiente un post futuro sobre la psicología del lenguaje Whatsapp.

  6. Me cuido mucho más, tanto física como mentalmente. Este trabajo requiere estar sana, deseable, sexy, empoderada y feliz, al menos si quieres que te vaya bien y dar lo mejor de ti.

  7. Y por supuesto, sin olvidar el punto estrella, el factor que provoca que todas las personas necesitemos trabajar: DINERO. Gozar de estabilidad económica es salud, aunque estoy muy lejos de ser una joven millonaria, lo que significa que me tendréis muchos años más en plena actividad.

  8. gif Kim Kardashian repartiendo billetes

♥♥

Un comentario

  1. Yo pienso que debería estar más aceptada la prostitución siempre que no haya coacción, o por fuerte necesidad económica (aunque la chica «quiera» me parece poco ético, ej. Las nigerianas que la chupan por 20€ en Vila olímpica, tío dale algo de pasta para que coma y ya …). Fuera de eso sí una chica quiere por la razón que sea, pues porque quiere tener un tren de vida más alto y no sabe otra forma de conseguirlo o porque simplemente le guste etc ¡Adelante! no creo que debiera ser tabú decir que eres puta o que has ido de putas en este caso.

    No todos queremos estar invitando a chicas que solo se interesan por si ganas dinero o de qué trabajas, por qué coche tienes, es decir por lo que tienes y todo para echar un polvo. Pués una puta me parece más honesta que estas chicas (y menos «puta»). Ya invitaré, me esforzaré y pondré toda mi atención mental y emocional en una chica que de verdad esté contigo porque le gustas y hay una cierta armonía entre ambos, aunque esta no llegue a ser el «amor de tu vida».

    Mi opinión sin pelos en la lengua.

    Saludos me gusta tu página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.